PACTO
 

En la actualidad los diferentes destinos turísticos de interior presentan numerosas ofertas de ocio basadas en los recursos y potencialidades de carácter local o comarcal. El desarrollo del sector turístico y la competitividad creada entre las ofertas obligan a diseñar nuevas formulas de ocio, nuevas maneras de conocer aquello que aunque a veces ha permanecido próximo, nunca hemos sido capaces de descubrir y valorar.

El proyecto denominado Turismo Rural - Comarcas de Interior responde a la inquietud de una serie de instituciones de carácter privado marcadas por su vocación y por el único objetivo de desarrollar sus territorios, entendiendo la actividad turística como una manera de crear riqueza y mantener un nivel de vida para sus propios habitantes. | invertir en opciones binarias

Bajo el nombre Turismo Rural - Comarcas de Interior se incluyen ofertas de doce territorios definidos de las comunidades autónomas de Valencia, Castilla la Mancha y de Castilla y León: la Comarca de Ares de Maestre y la de Els Ports-Maestrat en la provincia de Castellón; la Sierra Norte y la Alcarria en la provincia de Guadalajara; Cabañeros en el corazón de Castilla La Mancha y la Comarca Mancha Alta en la provincia de Ciudad Real; las comarcas de Tierra de Vitigudino, Las Arribes del Duero, El Abadengo, La Ramajería, Tierra de Ledesma, Guijuelo, Campo Charro, Alba de Tormes, La Armuña, Las Villas y Peñaranda en Salamanca; la Comarca del Barco de Avila - Piedrahíta - Gredos y La Moraña en Ávila; la Campiña Segoviana y la Tierra de Campos palentina.

Cada uno de los territorios respeta y potencia su propia identidad y personalidad. La suma de todas los territorios hacen de esta oferta una nueva manera de entender el ocio en pleno contacto con la naturaleza, con la cultura o con aquello que sus habitantes entienden como propio y desean compartir.
El conjunto de la oferta que en la publicación se presenta supone el resultado del trabajo coordinado de doce grupos de acción local beneficiados, bien de una iniciativa europea LEADER o de un programa operativo PRODER. Pero sin duda el elemento común entre zonas tan dispares es la revalorización del patrimonio, entendido en su término más amplio, de su medio ambiente, su gastronomía o simplemente de sus tradiciones más ancestrales.

Pero el concepto turístico aplicado a cada una de las Comarcas se basa fundamentalmente en la revalorización de aquello que se supone propio, singular y autóctono. Asimismo, cada uno de los establecimientos u ofertas incluidas han cuidado de manera particular no sólo la puesta a punto de sus instalaciones rehabilitando y respetando las construcciones y material propios de su entorno, sino que además supone el reflejo y fruto de una formación que sin duda redundará en el excelente servicio que en cada uno de ellos se preste.

En definitiva, la presente publicación esperamos se convierta en la invitación más atractiva y hermosa para visitar aquellas comarcas plenas de belleza, naturaleza y cultura.

Cada comarca incluida en la presente publicación tiene como objetivo la promoción turística del conjunto de su territorio. Para ello, se ha diseñado una estrategia orientada tanto hacia una definición de cada zona como destino turístico general, incidiendo de manera genérica en su patrimonio, en el medio ambiente o en la gastronomía, como en la comercialización de cada uno de los establecimientos incluidos en las redes comarcales de empresarios de turismo rural.

Conviene señalar que en el conjunto del proyecto denominado Turismo Rural - Comarcas de Interior existen numerosas y variadas tipologías de establecimientos, y que en una primera división han sido catalogadas bajo tres fórmulas que a continuación detallamos.

En primer lugar incluimos aquellos establecimientos que ofrecen como actividad básica el alojamiento, entre los que encontramos las casa rurales de alquiler completo y de alojamiento compartido, los apartamentos rurales, también hallamos los hoteles y los hostales. Además en el caso concreto de las comarcas de Castilla y León, las posadas, como ejemplo de revalorización del patrimonio civil para uso turístico, y los centros de turismo rural como una combinación entre el hospedaje y las actividades turísticas complementarias. Por último, mencionemos las granjas escuela, donde se complementa el alojamiento con las actividades relacionadas bien con el medio ambiente o bien con la agricultura o ganadería.

Asimismo, figuran en segundo lugar los restaurantes donde su cocina supone el más claro ejemplo de aprovechamiento de los productos agroalimentarios de carácter local y comarcal. Finalmente, y en tercer lugar, encontramos a las empresas dedicadas a ofertar actividades turísticas complementarias, desde el denominado turismo activo, hasta las visitas guiadas por museos u organización de talleres temáticos de ocio, etc...

La suma de cada uno de los establecimientos incluidos hace del conjunto de la oferta un producto de ocio de primer orden, homogéneo y en el que la calidad, la correcta revalorización de los recursos y el servicio esmerado supondrán el elemento diferenciador y la clave del éxito de nuestro proyecto.

BUSQUEDA AVANZADA
© 2005 AIDESCOM. Diseño, Gestión y Desarrollo TELECYL Comunicación